Técnica de la acuarela


Conceptos

La técnica de la acuarela consiste en aplicar capas semi-transparentes, que se irán superponiendo para conseguir colores más oscuros. Se pinta de claro a oscuro, es decir, no se pinta el color blanco, sino que se reserva el blanco del papel.

Lavado: El color de la acuarela se puede aclarar y casi borrar pintando encima con agua y secando cuidadosamente el exceso con el trapo o con la esponja. Se pueden hacer lavados sobre húmedo y sobre seco, obteniendo efectos diferentes.

Veladura: es la forma de llamar a las finas capas semi-transparentes de pintura que iremos aplicando durante todo el proceso de creación de una acuarela. Mezclaremos una pincelada de pigmento (acuarela) con una pincelada de agua, hasta conseguir el tono deseado. Para lograr diferentes efectos dejaremos secar una capa antes de aplicar otra o aplicaremos sobre mojado.

Aguada: Color uniforme aplicado con mucha agua, de forma que no se noten los trazos de pincel. Se utiliza para pintar grandes superficies, normalmente dar la primera capa (veladura) de fondo (por ejemplo, un cielo).

Degradados: para hacer degradados con acuarela haremos un lavado, pintando con agua primero para humedecer el papel, después iremos aplicando veladuras de color poco a poco, siempre sobre mojado y con un pincel grueso.

Raspado: consiste en quitar pintura del papel "pintando" encima con el pincel seco y limpio. Sirve para borrar pero a diferencia del lavado, el raspado se hace con el pincel seco en lugar que diluyendo con agua. Hay que tener cuidado de no abusar de ésta técnica ya que se puede estropear el papel.

Formas de pintar

Humedo sobre humedo: Consiste en aplicar una aguada cuando la capa anterior sigue mojada, consiguiendo gran cantidad de matices (sobre todo si se utilizan dos colores diferentes). Se utiliza para crear ambientes para fondos. Es la más dificil de controlar ya que al pintar sobre mojado la pintura se mezcla y expande con facilidad. Hay que tener cuidado de no encharcar la hoja

Humedo sobre seco: es la técnica más utilizada, consiste en aplicar una veladura una vez se ha secado la capa anterior: papel seco y pincel húmedo, diluido con pigmento. Ésta técnica es más lenta que el húmedo sobre húmedo, ya que se necesita esperar un poco a que se seque una capa antes de continuar pintando. Sirve para conseguir la superposición de veladuras transparentes. Es más facil de controlar

Seco sobre húmedo: Conseguiremos efectos similares al húmedo sobre húmedo, pero con el pigmento del pincel mucho más puro.

Seco sobre seco: consiste en aplicar el color sobre el papel seco y el pincel con muy poca agua, pintando con color muy oscuro. Ésta técnica es para detalles y no se debe abusar de ella, ya que "empastaríamos" el dibujo y perderíamos el encanto de la acuarela, que consiste en la transparencia. Se utiliza para destacar detalles pequeños o alguna fina línea, o para crear texturas (haciendo una especie de "raspado" pero en lugar del pincel limpio, con pigmento). Es la más parecida al dibujo. Fácil de manejar aunque dificil de borrar.